LAS DELICIAS DE DOÑA MENCÍA

Anterior | Inicio | Siguiente

Por la noche juego aquí al tresillo, a céntimo de peseta, con el alcalde, con el escribano, con el padre cura y con el hijo del maestro Ciencias, que ha heredado la habilidad, talento y profesión de su padre para componer husillos y vigas de lagar, cuando se descomponen. En vez de té se sirve aguardiente de anís-doble, acompañado de torticas de aceite, arrope, gachas de mosto o alguna otra golosina de por aquí. (Valera a De Greindl- Doña Mencía, 27 de octubre 1883).