Don Juan Valera y Doña Mencía - www.juanvalera.org

Religiosidad popular y Semana Santa en Doña Mencía: San Pedro Mártir de Verona Patrón de Doña Mencía

Imprimir
imprimir
enviar a meneame.net
meneame

La cofradía de San Pedro Mártir de Verona de Doña Mencía, publicó en el 2005 el libro "San Pedro Mártir de Verona Patrón de Doña Mencía" cuyo autor es Antonio Cantero Muñoz.

San Pedro Mártir de Verona Patrón de Doña Mencía

Sin ningún género de dudas, la manifestación de religiosidad popular más genuina de Doña Mencía es la devoción a San Pedro Mártir de Verona y las fiestas patronales organizadas en su honor. Hunde sus raíces en el siglo XVI y continua con intenso vigor en la actualidad, lo que justifica la realización de este estudio histórico que hemos pretendido hacer de forma rigurosa y con espíritu crítico, tomando como base la documentación de muy distinta procedencia que hemos localizado en muchos de los archivos de nuestro país.

 

Portada del libro San Pedro Mártir de Verona Patrón de Doña Mencía

Portada del libro San Pedro Mártir Patrón de Doña Mencía.

En la correspondencia que dirije don Juan Valera a Estébanez Calderón, expresa que se encontraba en Doña Mencía durante las fiestas patronales, reflejando se esa forma su intensa vinculación con esta bonita localidad cordobesa, como resulta de la carta fechada el 28 de abril de 1854:

"Mañana es el día del patrón de lugar, San Pedro Mártir de Verona, de quien, por ser la imagen de plata y pequeñuela aunque milagrosa, dicen los devotos que es tamaño de un pepino y hace más milagros que cinco mil demonios. Cuatro carretadas de santos han querido dar por él, en diversas ocasiones, los de Baena; pero aquí no han querido cambiarle por nada. Cuando faltan lluvias no ay más que amenazar a San Pedro con que se le dará un buen baño en el Pilar de Abajo, que es donde beben las bestias, y enseguida llueve. Por todo lo cual, y por otros mil motivos, que callo para mayor brevedad, hay aquí grande entusiasmo por el Santo Patrono; y no queriendo ya perder las fiestas que se le hacen, y la feria y velada con que se celebra su aniversario, me he quedado aquí más de lo que pensaba".

También recoge en "Las ilusiones del Doctor Faustino" el fervor religioso que los habitantes de Doña Mencía profesaban a San Pedro Mártir de Verona, describiendo con cierto detalle como era su imagen, y reflejando con cierta ironía que actuaba como protector de sus vecinos cuando la sequía azotaba sus campos:

"La imagen del santo patrón es de plata, y no tendrá más de treinta centímetros de longitud; pero el valer no se mide en varas. Según tradición piadosa, en otro lugar inmediato ofrecieron una vez por este santo pequeñito quince carretadas de otros santos de todos linajes y dimensiones, y el cambio no fue aceptado. El santo pagó con usura el amor que sus ahijados le profesan. Los que ofrecieron quince carretadas, viendo que no lograban por las buenas la posesión del santo, es fama que lo robaron por la noche; pero el santo se escapó bonitamente del sitio que lo habían encerrado y volvió a aparecer en su nicho al otro día. Desde entonces está en el nicho defendido por gruesas barras de hierro. Y no crean que se toman estas precauciones por el miserable valor de la plata que pesa el santo, sino porque es el defensor del lugar y su refugio, remedio y amparo de todos los males, adversidades y peligros".

SAN PEDRO MÁRTIR DE VERONA PATRÓN DE DOÑA MENCÍA

   
Inicio     • Libro De Visitas     • Blog Antonio Cantero     • Enlaces     • Contacto   
© Antonio Cantero Muñoz